Alzheimer y terapia ocupacional

Se trata de una enfermedad que afecta al cerebro y suele aparecer hacia un periodo tardío de la vida. Pueden padecerla tanto hombres como mujeres de todas las razas y culturas y representa una forma lenta y progresiva de demencia con avances distintos para cada persona.

La causa del Alzheimer es desconocida y se caracteriza por la destrucción de las células nerviosas en el cerebro que conduce a una desconexión de las áreas que suelen trabajar en grupo. Los factores de riesgo más comunes son la edad avanzada y antecedentes familiares de demencia.

Los primeros síntomas en una etapa intermedia de la enfermedad es repetir con frecuencia los mismos conceptos, extraviar objetos, dificultad para verbalizar nombres de objetos familiares, disminución de la habilidad para tomar decisiones, perderse durante las rutas habituales y previamente conocidas, así como cambios de personalidad.

¿Qué puede hacer un terapeuta ocupacional?
En este caso, el terapeuta puede ayudar al afectado a adaptarse a sus crecientes discapacidades, evaluando y sugiriendo los cambios pertinentes para se ajusten a una mayor funcionalidad y seguridad en su cotidianidad.

Identificar las necesidades y modificaciones en el hogar de acuerdo con familiares creando capacidades y eliminando barreras físicas o adecuándolas para prevenir caídas o golpes.

Suscripción

Suscríbete para recibir novedades en tu buzón de correo electrónico.

, , , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario


ocho − 3 =