Dolor crónico y terapia ocupacional

Se trata de un problema que debe ser tratado y para el que un terapeuta ocupacional es una buena solución.

Los terapeutas ocupacionales están especializados en la ayuda de adultos y niños para una amplia gama de enfermedades físicas, psicológicas y de desarrollo, aportando sus conocimientos para aumentar el bienestar y aplicando técnicas de prevención.

Son muchas las personas que sufren de dolor crónico que ocasionan problemas tanto físicos como psicológicos y dificultan en gran forma las actividades cotidianas. El dolor puede reducir las fuerzas, coordinación e independencia de la persona además de ocasionar estrés que puede derivar en depresión.

Con la ayuda de un terapeuta ocupacional las personas que se ven afectadas por esta enfermedad pueden aprender a controlar sus efectos y volver a recuperar su actividad cotidiana. Es posible que muchas personas hayan ya recibido tratamiento con medicación, cirugía, frío, calor, estimulación nerviosa y masaje pero quizá lo que todavía no saben es cómo controlar sus actividades diarias y estilo de vida, lo cual puede contribuir, a largo plazo, a convivir con el dolor.

¿Qué puede hacer el terapeuta ocupacional?
Identificar las actividades específicas o comportamientos que pueden agravar el dolor, así como sugerir alternativas, enseñar métodos para reducir la frecuencia y duración de los episodios de dolor, implementar intervenciones terapéuticas que reduzcan la dependencia y uso de medicaciones para el dolor.

Facilitar el mejor funcionamiento de las actividades cotidianas tanto en el trabajo como en el hogar, colaborar con el equipo sanitario y profesional del paciente, como fisioterapeuta, psiquiatra y psicólogo para determinar el mejor tratamiento y recomendar y enseñar al paciente a adaptarse y usar el equipo para disminuir el dolor y llevar a cabo tareas como alcanzar objetos, vestirse, bañarse, etc.

¿Qué puede hacer un afectado de dolor crónico?
Desarrollar y practicar un estilo de vida basado en el bienestar con descanso preciso, ejercicio controlado, alimentación saludable y actitud positiva; practicar técnicas para disminuir la intensidad del dolor, organizar una rutina diaria con objetivos para controlar el dolor, como modificar y eliminar actividades que suelen requerir grandes cantidades de energía e implementar mecanismos corporales en vistas a no agravar el dolor.

Al mismo tiempo, estimular a realizar ejercicio para fortalecer, flexibilizar y reducir el dolor y practicar técnicas de relajación para reducir tensiones que agravan el dolor.

Suscripción

Suscríbete para recibir novedades en tu buzón de correo electrónico.

, , ,

No hay comentarios todavía.

Deja un comentario

Para evitar abusos, por favor, resuelva la siguiente operación, gracias: * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar

Leer más
¿Qué es la terapia ocupacional?

En términos sencillos un terapeuta ocupacional es aquella persona que ayuda a otras de una forma terapéutica, a participar en...

Cerrar